TEMPORADA DE HELADOS

Que nadie quede fuera… veganos, celiacos, diabéticos y alérgicos, nadie. Esa es la idea de las nuevas heladerías en Chile. Más inclusivas y, por cierto, más saludables. Jugar a elaborar sabores artesanalmente, con materias primas de primer nivel.

Inaugurada hace seis meses esta gelatería artesanal de la familia Ovalle Marinovic es lo que le faltaba al barrio Italia. Un gelato tradicional elaborado al estilo italiano 100% libre de gluten.

La idea partió cuando su dueño, Juan Ovalle, ingeniero agrónomo, por años dedicado a la exportación de fruta y fanático de los helados, se aventuró en un curso con el maestro heladero italiano Palmiro Bruschi. Luego de esa fascinante experiencia convenció a su hija Catalina Ovalle, ingeniera comercial, de hacer un curso en Italia y participar del emprendimiento familiar. “Cada ingrediente es seleccionado cuidadosamente para realzar los valores del gelato como un alimento. Utilizamos leche fresca de una lechería en las afueras de Santiago, lo que les otorga una calidad y cremosidad a nuestros helados comparable con las mejores gelaterías italianas. Además, solo utilizamos fruta 100% natural, sin ningún tipo de colorante o saborizante, plasmando así un fiel sabor a la materia prima”, dice Catalina, gerenta general de Gelatería Firenze.

En esta heladería se preocupan de que todo sea libre de gluten, sin contaminación cruzada. Los barquillos son traídos directamente de Italia, sin gluten y veganos, a base de soya. Los waffles sin gluten también, son un distintivo del lugar, para acompañar los helados.
La parrilla de más de 70 sabores va rotando constantemente, según la fruta de estación o simplemente innovado y creando sabores únicos como el de ají verde (2º lugar en la primera Copa Heladera Valpo Bajo Cero 2018). “El de canela y lúcuma son los clásicos y primeros que hicimos porque eran los preferidos de mi abuelo y el de pistacho es de Bronte, Sicilia, catalogado como el mejor del mundo”, asegura Catalina. Condell 1145 @gelateriafirenze